Restaurantes en Maryland acusados de transmitir ilegalmente peleas de 'Pay-Per-View' - NBC4 Washington
Working 4 You

SEND TIPS202-885-4444

Restaurantes en Maryland acusados de transmitir ilegalmente peleas de 'Pay-Per-View'

    processing...

    NEWSLETTERS

    More than 100 restaurants in Maryland have faced lawsuits since 2009 because of disputes over the broadcasting of pay-per-view sporting events, according to an investigation by the News4 I-Team.

    (Published Wednesday, April 19, 2017)

    Más de 100 restaurantes en Maryland han enfrentado demandas desde 2009 por disputas sobre la transmisión de eventos deportivos a través del llamado "pay-per-view", de acuerdo a una investigación del I-Team de News 4.

    Más de 75% de esos restaurantes están en el condado de Prince George, Baltimore, o el área de Silver Spring, de acuerdo a la investigación. Las demandas han sido entabladas contra pequeños restaurantes del área arriesgando la clausura de los negocios que no cuentan con grandes presupuestos para contratar abogados que los defiendan.

    Las demandas analizadas por el I-Team exigen miles de dólares en multas y alegan que los restaurantes violaron la ley federal al transmitir eventos deportivos ilegalmente de pay-per-view incluyendo peleas de alto perfil entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao. Los restaurantes están acusados de mostrar las peleas en televisores ante sus clientes sin haber pagado los costos de licencia para poder hacerlo. Esos costos pueden llegar a estar en los miles de dólares, según dueños de restaurantes que hablaron con el I-Team.

    Las demandas fueron entabladas por abogados representando J&J Sports Productions, una empresa basada en California a quien le pertenecen los derechos de transmisión de muchos eventos de alto perfil de pay-per-view. Documentos de corte sometidos por J&J Sports Productions muestran que la compañía manda a investigadores a visitar bares y restaurantes durante las peleas. Ésos investigadores someten declaraciones y en algunos casos videos como evidencia de que restaurantes locales transmiten eventos de pay-per-view sin pagar los costos necesarios.

    Las demandas fueron presentadas en una corte federal en Maryland y podrían dar paso a acuerdos entre J&J Sports Productions y los pequeños restaurantes. Varios dueños de negocios entrevistados por el I-Team dijeron que las demandas son un golpe duro para sus restaurantes ya que requieren sumas grandes de dinero para pagar por abogados que los defiendan o para llegar a un acuerdo monetario.

    Derrick Williams, dueño de Infuse Restaurant en Temple Hills, dijo que está siendo demandado por J&J Sports, acusado de haber ilegalmente transmitido una pelea de Floyd Mayweather en septiembre de 2013 en el restaurante. Williams dijo que fue notificado de la demanda por una corte federal en Greenbelt. “Estoy siendo demandado por $50,000. La demanda me sorprendió. El montó me sorprendió aún más”.

    Williams aseguró que no está seguro como responderá a la demanda por el costo que implica. Dijo “No sé lo que voy a hacer. No puedo costear un abogado. Lo único que puedo costear es seguir operando mi restaurante”.

    Williams admitió haber mostrado la pelea de la que se le acusa en su restaurante. En documentos legales abogados de J&J Sports Productions sometieron una declaración de un investigador encubierto que dijo que ella vio que la pelea de pay-per-view estaba siendo transmitida en varias pantallas dentro de Infuse en Septiembre de 2013.

    Personal de Emily’s restaurant, un establecimiento en Hyattsville, dijeron que ellos también fueron demandados por J&J Productions. De acuerdo a documentos legales sometidos por J&J personal del restaurant transmitió ilegalmente una pelea de Sebastián Lujan en 2011. Un administrador del restaurant le dijo al I-Team que la demanda la podría costar hasta $150,000. El negó haber transmitido la pelea, pero la demanda en su contra incluye una declaración de un agente encubierto quien alega que vio la pelea desde una ventana.

    Abogados para algunos de los restaurantes le dijeron al I-Team que los costos legales podrían dejar a los negocios en quiebra. Aseguraron que no queda claro si los restaurantes estaban transmitiendo las peleas para un grupo a pesar de que la transmisión se estaba dando dentro del establecimiento.

    Matthew Pare, un abogado basado en California que dice ha defendido a decenas de negocios que han sido demandados por J&J Sports Productions dice que las demandas federales son un gran reto para pequeñas empresas. Dijo “Las leyes han sido usadas para esencialmente obligar al acusado a que llegue a un acuerdo aunque no haya habido una violación intencional”.

    El dueño de J&J Sports Productions, Joe Gagliardi dijo que la piratería de pay-per-view tiene décadas de estarse llevando a cabo y que es prohibida por ley. Gagliardi dice que él demanda para proteger su inversión financiera y las de sus clientes que pagan los costos apropiados para los eventos.

    Gagliardi asegura que muchos de los restaurantes en cuestión niegan haber violado la ley. Gagliardi dijo “Salen con numerosas excusas. Niegan que mostraron la pelea. Es increíble”.

    Pare dijo que algunas de las violaciones cometidas por los negocios probablemente son sin querer. Dijo “(empresas de cable) a veces instalan cuentas residenciales incorrectamente en establecimientos comerciales. Cuando eso pasa muchos pequeños negocios ni si quiera se dan cuenta que están haciendo algo indebido cuando transmiten una pelea por pay-per-view porque están confiados de que el proveedor instaló la señal correctamente”.